Las 12 claves para ser vídeo maker

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

La formación de vídeo makers es prácticamente nueva. De hecho, hemos aprovechado este último trimestre de 2020 para lanzar la primera edición de Soy Vídeo Maker. Se trata de un neoficio, por mucho que “hacedores de vídeos” haya habido siempre. 

Sabemos ya que el vídeo maker es el responsable de toda el área de creación de vídeos en una empresa para conseguir sus objetivos. Esta figura concreta nació de una demanda actual; El vídeo maker cubre una necesidad específica del mercado, ya sea conseguir más clientes para un servicio, ventas para un producto, visibilidad, autoridad o comunidad.

A nosotros nos piden constantemente vídeo makers, gente que sepa de vídeo marketing. Y no salen preparados de ningún sitio. Algunos perfiles en el mercado saben hacer estrategia, otros vídeos, otros copy… Pero no hay nadie que sepa hacer todo lo que el vídeo maker conoce para poder ofrecerlo a sus clientes.

Este es uno de los oficios que más estabilidad tiene ahora mismo, y en el futuro también, se ve venir. Siempre habrá demanda de vídeos profesionales, aunque debo advertir que no es una profesión para todo el mundo. Eso sí:

Quienes quieran hacer del vídeo marketing su profesión deben saber que tienen un arma muy poderosa en sus manos. 

Te explico en detalle las 12 claves para empezar a recorrer el camino que te llevará a convertirte en vídeo maker. ¡A por ello! 

Bueno… te daré 13. ¿Supersticioso? Pues esto sí que te traerá buena suerte:

1. El primer paso para ser vídeo maker es sentir la chispa por el vídeo, aun cuando nunca hayas hecho uno en tu vida.

Si aprecias el buen cine, los planos, las tomas, las narrativas, quieres saber qué hay detrás de los vídeos que nos rodean a diario, eres aficionado a las cámaras o quieres saber manejar una cámara… Ese bicho ya te ha picado. Tienes las inquietudes de un vídeo maker. 

Sólo quiero que des el paso al siguiente escalón de tu vida profesional: convertir tu pasión en tu forma de vida.

 Sigamos con el resto de claves.

2. Entender los negocios digitales y offline

El vídeo maker también es defensor de los nuevos negocios y entiende cómo funcionan. Tenlo en cuenta. Esta es la base para que desarrolles un trabajo estratégico que permita a tu cliente obtener resultados. 

Y no basta con comprender los negocios del siglo XXI que están necesitados de visibilidad en sus lanzamientos, o en webinars, o mejorar las tasas de conversión para e-commerce; También debes estar preparado para elevar la visibilidad de los negocios offline, los del barrio, los de toda la vida.

3. Manejar las herramientas necesarias para trabajar en remoto 

La eficiencia se persigue en todos los entornos de trabajo, ya sean online u offline. Trabajar en remoto te permitirá hacer procesos eficientes y en la nube. Este es uno de los mejores aprendizajes que nos dejó la pandemia.

4. Conocer las mejores estrategias de venta

Es el distintivo en el trabajo de un vídeo maker. Un buen guion con estrategia es la clave para que tu cliente consiga resultados.

5. Definir qué productos vamos a ofrecer (y a quién) 

¿Tu cliente ideal? Defínelo. Piensa con quién te gustaría trabajar, a qué tipos de negocio puedes ayudar.

6. Saber preparar una grabación 

Planifica y anticípate a todos los imprevistos que puede haber en una grabación. Cada grabación es un estreno en el que debes aprovechar al máximo tu activo más valioso: el tiempo.

7. Grabar técnicamente bien

¿Qué vas hacer por tu cliente que no pueda hacer él por sí mismo? Obvia el estabilizador y los drones, no necesitas comprar un equipo caro o complicado para empezar. Lo que hace a un buen vídeo es un buen guion, una buena estrategia y el planteamiento del propio vídeo.

8. Saber editar vídeos  

El vídeo maker necesita horas de vuelo en esto, aun cuando no haya grabado él mismo el material. Debe saber editar y tener recursos para hacerlo incluso cuando no hay nada, aprovechar las oportunidades para tener material de stock, sacar música de donde no hay, etc.

9. Mentalidad de empresa

Compórtate como empresa. Debes saber gestionarte como tal y ofrecer tus servicios dentro de todo marco legal, presentar facturas, etc.

10. Trabajar la marca profesional 

Define tu marca, los atributos que la componen y comunícala. Haz que el cliente te encuentre fácilmente.

11. Definir productos y precios 

¿Qué tipo de vídeos vas a hacer? ¿Cuáles serán tus estrategias de venta? ¿Hacia qué nicho de mercado apuntas?

12. Preparar estrategia para atraer clientes 

Te lo digo así de claro: todo el mundo necesita vídeos. Hay emprendedores que tienen objetivos concretos y creen en el vídeo como un medio valioso para llegar hasta ellos. Por el contrario, huye de los clientes que quieren un vídeo “porque sí”.

13. Disponer de una bobina o reel tematizada: 

Establece una estrategia clara para dirigirte a un público concreto. Debemos ser “el chico de los gimnasios”, “la vídeo maker de los cursos de idiomas”… 

En definitiva, el vídeo maker sabe lo que tiene que hacer, qué objetivo tiene que perseguir, y toda la parte técnica: comunicarse con el cliente, hacer un buen guion, usar bien la cámara, editar, saber venderse… Crear y querer crear. Si tú conoces cómo funcionan los negocios, puedes y sabes hacer buenos vídeos y además eres una empresa, un profesional… ¡ya lo tienes todo para ser vídeo maker!

¿Te animas? Empieza hoy en soyvideomaker.com

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.