Las 7 herramientas imprescindibles del vídeo maker que debes conocer

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Tanto si sientes pasión por el vídeo como si eres un emprendedor que valora esta potente herramienta, te interesa conocer estas 7 herramientas del vídeo maker que hacen despegar los negocios hacia otro nivel.

Quiero compartir contigo en este blog todo lo que usamos en institutodevideoonline.com Sé que seguramente a ti te preocupa saber cómo hacer buenos vídeos y qué herramientas necesitas comprar para cumplir este propósito.

Precisamente de eso va lo que te he preparado para que aprendas a usar el vídeo correctamente y hoy mismo. Toma nota porque es lo que necesitas para grabar buenos vídeos y que estén a la altura de tus propósitos.

  1. Si tienes teléfono, tienes equipo

Cualquier móvil, como el que tienes ahora en tus manos, te permite grabar con muy buena calidad de vídeo. Si además te preocupas de tener una buena luz y un ambiente sin ruidos, tendrás un producto realmente bueno. Y si encima tienes algo interesante que contar que enriquecerá al espectador pues… ¡ya está! No pido nada más.

Si en estas primeras etapas de la creación de vídeos te resistes a invertir en equipo, por lo menos ve perfeccionando esta manera de producción. Hay accesorios que te vendrá muy bien utilizar:

  • Pinza objetivo para smartphones: Hay diferentes tipos, como las ojo de pez, teleobjetivo, polarizador, etc. Pero, aunque convertirá la cámara de tu móvil en polivalente, tampoco sustituirá a una profesional.
  • Micrófonos para móvil: Tienes el lavalier (de corbata o solapa) o el micrófono direccional, diseñados especialmente para smartphones.
  • Y no te olvides del conector “2 en 1” en el que puedes conectar dos micros sin perder la salida de audio en el teléfono

Y ya que hablamos de micrófonos debo decirte que nos adentramos en un terreno con el que yo especialmente tengo mucho cuidado: el audio. Como mínimo debes asegurarte de producir en sitios donde no haya ruido ni eco (haz la infalible prueba de las palmadas), pero sí un buen micro. Yo siempre digo que…

Tu vídeo será tan bueno como lo sea tu audio.

  1. Los micrófonos como artífices de un buen sonido

Este es uno de los elementos que en una grabación no se puede escatimar. Hay marcas muy reputadas por su gran calidad. Yo te recomiendo buscar el que mejor se adapte a tus necesidades:

  • Micrófono lavalier inalámbrico: Es el micro ideal para la persona que habla a cámara o en entrevistas. Va sujeto a la ropa y se utiliza para captar su voz. Al ser inalámbricos utilizan dos dispositivos que son el emisor y el receptor.
  • Micrófonos de mesa USB: Son ideales para conectar al ordenador y dar rienda suelta a los screencasts, webinars y directos con un sonido de alta calidad. Son los favoritos de muchos youtubers.
  • Micrófono de condensador de estudio: Es una opción un poco más cara, pero su mismo nombre ya nos insinúa que se usa en locuciones o música. Tienen una sensibilidad muy alta y por ende recoge con precisión todo tipo de sonidos. Suele utilizarse con un soporte de araña (siempre que se utilice en una mesa) para evitar que los golpes se transmitan al micro.
  • También se añade un filtro antipop para amortiguar los golpes de aire que generamos al pronunciar consonantes oclusivas como las “P”. Por lo general, un micrófono de condensador se conecta a una mesa de mezclas que, para gloria de estos tiempos, están a precio de risa en comparación a cuando salieron al mercado. No son difíciles de operar, sus controles nos ayudan a regular el volumen y la ecualización, entre otras funciones.

Una buena inversión a futuro es insonorizar la habitación. Y lo sé…

Al principio todos hemos grabado en el armario, pero hay que salir de Narnia algún día.

  1. El quid de la cuestión es la iluminación

A no ser que te dediques a la agricultura, depender del sol no es una opción. Hay toda una gama de opciones económicas y muy funcionales. Las más utilizadas son: soft box, kit de iluminación a tres puntos, y los recientes anillos de luz led.

  1. Detrás de un buen comunicador hay fondos y cicloramas

Afortunadamente son muy económicos y nos ayudan a darle mayor versatilidad a nuestros vídeos, ya sea para crear un fondo nuevo o para aislar en posproducción uno ya existente.

  1. La mejor cámara profesional

¿Cámara DSLR o videocámara profesional? No pretendo meterme en este debate. Hay posturas que defienden que lo que nació para fotos sea para fotos y que las videocámaras cumplan con su cometido. 

Las DSLR permiten jugar con el intercambio de objetivos y ello ofrece todo un mundo de posibilidades. Las videocámaras cada vez son más punteras. Algunos modelos vienen equipados con una óptica fija y presumen de un potente objetivo. En ocasiones, para tener algo semejante en una cámara de fotos habría que invertir muchísimo más dinero.

¿Y de qué va lo de los objetivos? En las cámaras de foto un objetivo es un accesorio que sí o sí vas a tener que comprar, y siento decirte que pueden llegar a ser incluso más costosos que la propia cámara. Un objetivo te permite un enfoque más preciso, obtener mayor nitidez, jugar con los encuadres, ajustar la distancia focal (zoom) y el enfoque. 

Por lo menos hay dos objetivos que son elementales en el trabajo de un vídeo maker: el de 50 mm con el cual se consigue una visión lo más parecida al ojo humano y el de 35 mm con el que se obtiene mayor profundidad de campo.

De todas formas, la recomendación de la casa es…

Que la cámara ideal jamás dependa del precio, sino de tus necesidades.

¿Y si lo único que quieres es grabar directos, webinars o formaciones? Entonces te recomiendo decantarte por una webcam externa. Tu ordenador puede tener una que va muy bien, pero tiene la enorme desventaja de que no puedes moverla. En cambio ésta sí, y te permitirá colocarla a la altura de tus ojos. No hay cosa que mejor comunique y conecte con el interlocutor que la mirada.

  1. Trípodes

Su función es cuidar de tu inversión, es decir, sujetar a tu cámara. Puedes encontrar opciones muy económicas por alrededor de 15 euros, pero no recomiendo combinarlos con una cámara de 1.500 euros; el resultado podría ser trágico. Por favor, no intentar en casa. 

Podrás diferenciar los trípodes de gama baja o media porque son más ligeros; los de gama alta son más robustos. Otro detalle a considerar son las patas. Si terminan en punta de goma son ideales para grabar en interiores o estudios, pero si trae puntas metálicas es ideal para superficies inestables.

  1. Software de edición de vídeo

Hay software gratuito. De hecho, el mismo YouTube te da la posibilidad de hacer ajustes básicos a tu vídeo. Puedes comenzar con programas sencillos e intuitivos como: Movie Maker (Windows), iMovie (Mac) y los de pago como el Final Cut Pro (Mac) y el Adobe Premiere, que son más profesionales pero recomendables para acumular horas de vuelo editando.

Puede que seas de los que te mantienes fiel al móvil y no te culpo. Tiene una irrefutable ventaja que es la inmediatez: grabar, subir y listo. Pero muchas veces tiene el coste de la calidad y esto precisamente puede hacerte bajar un escalón cualitativo respecto a la competencia.

También puedes ser de los que aún no te has planteado que los miedos son frenos irracionales y que si te detienes por temor al qué dirán o al “yo no puedo” estás privando a tu audiencia de contenido valioso. Así que…

¡Que nada te detenga! Empieza ya mismo a formarte en soyvideomaker.com 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.